VLC 200 GT de EMAG: Nueva solución a la medida para el torneado y rectificado de engrane para transmisiones de automóviles.

03.05.2017 - Markus Isgro

Hace ya décadas que la fabricación de transmisiones para automóviles se caracteriza por elevadas cifras de producción y una extrema calidad de las piezas. Sin embargo, el mercado y la técnica actuales experimentan una evolución cada vez más rápida: el número de marchas de nuestros automóviles aumenta de forma constante. Esto conlleva, por otro lado, un incremento continuo de los volúmenes de producción. Al mismo tiempo, la competencia se intensifica con la aparición de nuevos operadores de mercado procedentes de Asia.


¿Cómo deben afrontar este escenario en su ámbito de producción los fabricantes de transmisiones originales y los proveedores? Desde hace años, EMAG Maschinenfabrik ofrece una de las respuestas más eficientes a esta pregunta: la serie VLC le permite ofrecer a sus clientes máquinas multifuncionales para llevar a cabo diferentes procesos de mecanizado en duro en los componentes para transmisiones de forma secuencial y rápida. En la actualidad, los especialistas en torneado y rectificado del centro de Salach amplían su catálogo con un módulo decisivo: la nueva VLC 200 GT, una máquina desarrollada especialmente por los ingenieros de EMAG para el mecanizado de piezas en chuck para engranes de transmisiones para automóviles. Los usuarios no solo se benefician de unos procesos de torneado y rectificado de alta eficiencia en una única sujeción, sino también de una excelente relación calidad-precio.

La industria del automóvil invierte sumas cada vez mayores en investigación: hace ya tiempo que en ese sector son habituales índices de crecimiento de entre el 7 y el 8 por ciento. Según un estudio de la asociación alemana de la industria automovilística (Verband der Automobilindustrie, VDA), la inversión en desarrollo de los fabricantes de equipos originales y los proveedores superó el año pasado, tan solo en Alemania, los 34 mil millones de euros. La fabricación de transmisiones es un punto clave de esta dinámica de innovación: las transmisiones modernas tienden a ser cada vez más pequeñas (y más ligeras), pero al mismo tiempo disponen de un mayor número de marchas y, con ello, de una mayor cantidad de engranes. Esto garantiza unos rangos de velocidad de giro óptimos y una reducción de los valores de consumo. Cada engrane debe someterse a un proceso de mecanizado altamente preciso, rápido y seguro. Debido a la elevada cantidad de piezas que se fabrican, la técnica de producción se encuentra prácticamente siempre en el centro de atención de los planificadores. Se buscan soluciones que permitan continuar reduciendo los tiempos de ciclo y los costes por pieza, pero que a la vez incrementen la calidad. Este es el reto al que se enfrentan con éxito los especialistas en engranajes de EMAG desde hace décadas. Hace casi 20 años, el desarrollo de la primera máquina pickup para el mecanizado combinado por torneado y rectificado de piezas en chuck supuso un avance fundamental. La clave es que, en función de la geometría de la pieza y los requisitos de calidad, ambos procesos de mecanizado se combinan de forma inteligente y con un cambio rápido, un principio perfeccionado de forma continua por los ingenieros de EMAG. Con la VLC 200 GT, en la feria de muestras AMB de Stuttgart de este año se presentó una nueva máquina que garantiza un enorme salto en la productividad, especialmente en el mecanizado de engranes para transmisiones de automóviles. El Dr. Guido Hegener, director ejecutivo de EMAG Maschinenfabrik, explica el planteamiento: "Naturalmente, los engranes resultan ideales para nuestro concepto, por su elevado volumen de fabricación y sus exigentes requisitos de calidad. Actualmente ofrecemos a los usuarios una máquina fabricada en cada detalle a la medida de estas piezas".

Proceso integral, adiamantado incluido

La sencilla descripción del proceso ya pone de manifiesto los avances en cuanto a productividad que permite la VLC 200 GT: la máquina se carga a gran velocidad por medio del husillo pickup integrado, típico de EMAG. Para acortar los tiempos improductivos, EMAG ha optimizado el mecanismo de la puerta del área de trabajo, entre otras cosas. Después de que el husillo con la pieza ha llegado a su posición de mecanizado, se inicia el proceso de torneado en duro de cara y cono así como el diámetro interior en una secuencia rápida. A continuación, en las áreas a rectificar ya solo queda una pequeña sobre medida de unos pocos micrómetros. Esto, a su vez, reduce notablemente la duración del proceso de rectificado, que puede llevarse a cabo con muelas de corundum  o CBN. Al mismo tiempo, la calidad del mecanizado se beneficia de la combinación de torneado en duro y rectificado: si después del torneado solo es necesario rectificar una cantidad mínima de material, las características de la muela pueden ajustarse de forma específica a la calidad final deseada. De esta manera, con la VLC 200 GT es posible implementar de forma fiable valores de superficie con una rugosidad media Rz inferior a los 1,6 micrómetros. En conjunto, esta tecnología multifuncional ofrece además al usuario un amplio abanico de posibilidades: en caso necesario, es posible emplear husillos portamuelas para rectificado interior y exterior, herramientas de torneado desbaste, portaherramientas fijas de bloqueo o la torreta para 12 herramientas de EMAG.

Reducción de los costos de herramienta

Otra ventaja se evidencia en los costos de herramienta, ya que la muela sufre un desgaste más lento, con lo que debe adiamantarla con menor frecuencia. Para el adiamantado, la VLC 200 GT dispone de una rueda de diamante. "La máquina está equipada de forma óptima con un sistema rotativo de adiamantado independiente y con sensores de detección de ruido inducido  para el acercamiento que permiten aprovechar las ventajas que ofrece la técnica de rectificado CBN", destaca el Dr. Hegener. Además, un palpador de medición integrado garantiza una fiabilidad de proceso permanente y una alta calidad de mecanizado. Con su ayuda es posible comprobar el diámetro y la longitud de la pieza en la sujeción. Los desarrolladores de EMAG otorgan especial importancia a la comodidad de manejo y a la accesibilidad: el acceso sencillo a la zona de trabajo queda garantizado mediante puertas de gran tamaño. Las herramientas y los medios de sujeción son fácilmente accesibles, lo que agiliza y facilita su cambio.

Ya se han realizado las primeras reservas

La historia de éxito de la VLC 200 GT se vislumbra ya desde este momento, cuando todavía está relativamente reciente su presentación en la AMB: EMAG ya ha recibido algunos pedidos procedentes de fabricantes de equipos originales y proveedores TIER-1. "Esto confirma nuestro planteamiento", dice el Dr. Hegener, que también atribuye su éxito al reducido espacio de instalación que requiere la máquina y a la flexibilidad de integración en las instalaciones de una nave industrial. Con ayuda de diferentes sistemas de automatización, la máquina puede incorporarse de manera óptima al sistema de producción de cualquier planta. Una de las posibilidades es la que ofrece el sistema TrackMotion. Este sistema de automatización desarrollado por EMAG se encarga del transporte de máquina a máquina con las funciones de carga y descarga, posicionamiento y volteo de piezas. "Por otro lado, la VLC 200 GT también puede emplearse como solución independiente con una sencilla  automatización en forma ¨o¨. Esto supone una alternativa interesante precisamente para muchos clientes de los mercados asiáticos", añade el Dr. Hegener. "Aquí se pone de manifiesto la ventaja decisiva de esta máquina: ofrecemos a los productores de transmisiones una solución a la medida, flexible y altamente productiva, con una atractiva relación calidad-precio. Esto se impondrá finalmente en el mercado".

Persona de contacto

Markus Isgro

Press and Communication

Teléfono:+49 7162 17-4658
Fax:+49 7162 17-4027
Correo electrónico:communications@emag.com

Imágenes